viernes, 9 de marzo de 2012

Magos y brujos gobiernan el mundo

El poder es omnipresente, la magia es empleable por todas y todos.
Los políticos y "amos del mundo", los que denominamos "capitalistas", dueños de grandes multinacionales, todos ellos son magos o brujos. Aunque a veces puedan emplear la palabra de Dios en sus discursos (sus conjuros y encantamientos), esto forma parte de la magia que emplean, y ellos mismos no creen en lo que dicen más allá del instante en que lo formulan, cuando se esfuerzan en mostrarse seguros, convencidos y convincentes. ¡Son sólo jugadores jugando a su juego!
Si usted tiene una mínima visión, siendo tuerto y aún creyéndose buen observador, habrá comprovado con qué descaro mienten, como se ríen de la gente incluso ante las cámaras, ¡piensan que tienen el juego ganado! En efecto, estos brujos o magos, no dejan de sorprenderse de cuan efectiva puede resultar su magia, así que se divierten aún más haciendo el juego más y más evidente cada vez, éste se muestra más claramente a medida que su magia se vuelve más poderosa. Sueltan o acortan la cadena según les convenga, ¡y se lo pasan pipa! La masa, desconocedora de los poderes mágicos que están siendo utilizados para anular su voluntad, su alegría, su espontaneidad, y en definitiva su libertad, permanecen imbuidos en una densa ilusión, día tras día.

3 comentarios:

  1. "El poder es omnipresente, la magia es empleable por todas y todos."

    ¡Exacto! Y somos nosotros mismos, de hecho, quienes le otorgamos tal poder a las instituciones y cuerpos sociales día tras día, antes de ser ellos quienes lo tomen por la fuerza.

    Nos lo tenemos tan bien aprendido que ni se nos ocurre mover un dedo, hasta que un día nos da por creernos capaces de todo. Y lo logramos.

    ResponderEliminar
  2. Exacte! El dia que descobreixes que es tracta d'un joc, de sobte, tot eixe poder que semblava envoltar-te actuant en la teua contra, s'esvaeix, s'efonsa al comprendre la seua causa, la seua naturalesa.

    Un dels moments més excitants que recorde de la meua existència, és just l'instant posterior a aquesta comprensió. La llibertat es va mostrar com mai se m'havia presentat.

    ResponderEliminar
  3. Cuando llevamos activada nuestra radical individualidad, prendida la Llama Negra interior. Somos espectadores de divertidas, y más a menudo patéticas funciones, de obcecados títeres.

    ResponderEliminar