viernes, 29 de enero de 2016

Humo

Está bien, está bien...
Voy a liarme un cigarro, encenderlo, y a aspirar unas bocanadas de humo para no escribir lo que siento. Porque mis palabras no son más que sentimientos cosificados en tu pantalla de ordenador. Porque si me agrieto por dentro y me rompo en pedazos, la realidad seguirá pareciendo estar de una pieza. Por eso voy a tragarme mis palabras con el humo de este cigarro, para que tengas la sensación de que nada ha ocurrido;  porque no ocurrirá, porque no está ocurriendo, porque nada jamás habrá ocurrido.

No hay comentarios:

Publicar un comentario